Los racks de cuatro postes son piezas que permiten organizar equipos y puntos de red, además de facilitar el mantenimiento de estos sistemas. Usualmente se emplean para el montaje de equipos un tanto pesados, por ejemplo, servidores completos, routers o switches...