¿Qué es la fibra óptica y para qué sirve?

En redes de datos, la fibra óptica es un medio a través del cual se envían datos a través de pulsos de luz. Una de las grandes ventajas del uso de la fibra óptica es que es capaz de transmitir información a gran distancia, pero a diferencia de como sucede con los cables convencionales, la velocidad de transmisión es superior.

¿Cómo es la fibra óptica?

Físicamente, la fibra óptica tiene un filamento delgado, que puede ser de vidrio o de plástico, el cual se caracteriza por ser sumamente reflectante; el filamento se cubre de un plástico similar, pero con un menor índice reflectivo. El filamento es el que permite la transmisión de pulsos de luz contenedores de datos. Actualmente, la fibra óptica es considerada el medio de transmisión de información más veloz que existe.

Aunque este es un invento de los años 70, con antecedentes en los años 50, es recién en el año 77 cuando se hace la primera transmisión con este medio, aunque su perfeccionamiento recién se dio en la década siguiente.

¿Para qué se usa la fibra óptica?

Como te hemos dicho antes, la fibra óptica se usa en redes de telecomunicaciones para el envío y recepción de información. Un dato importante sobre ella es que solo tienen un mínimo de pérdida de información en el proceso.

Existen dos tipos de fibra óptica, por un lado, está la monomodo que requerirá un repetidor si sobrepasa los 400 Km de distancia, debido a que solo se transmite un haz de luz por cable; por otro lado, es la multimodo que es capaz de transmitir varias señales de luz, estas se prefieren, sin embargo, para señales de corto alcance.

¿Cómo funciona la fibra óptica?

En términos un poco más técnicos, podemos decir que la fibra óptica funciona por la Ley de Snell. Esta ley permite saber el ángulo de refracción de la luz y es que en la fibra óptica es gracias a la luz y a su reflexión que la información puede trasladarse hasta su destino.

¿Por qué preferir instalaciones con fibra óptica?

Ahora que conoces más sobre la fibra óptica, quizá aún te preguntes por qué preferirla, aquí algunas razones:

  • La fibra óptica es fácil de instalar y no ocupa mucho espacio.
  • La fibra óptica es sumamente flexible por la que podrá instalarse sin problemas.
  • Pesa menos que un cable convencional.
  • Es resistente al calor, la corrosión y a la fuerza.
  • La fibra óptica no se altera por interferencias electromagnéticas.
  • Soporta los cambios climáticos.

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *